¿Por qué las mujeres sienten más frío que los hombres? ¡Descúbrelo aquí!

Rico Bayeu

Descubriendo el misterio científico detrás de por qué las mujeres suelen sentir más frío que los hombres.

¿Alguna vez te has preguntado por qué parece que las mujeres siempre tienen frío, incluso cuando los hombres parecen estar cómodos? Esto no es simplemente un estereotipo, sino una realidad respaldada por la ciencia: las mujeres son más sensibles al frío que los hombres.

¿Alguna vez has notado que en los días fríos es común ver a las mujeres temblar más que a los hombres? Aunque pueda parecer un simple cliché, varios estudios científicos han confirmado esta notable diferencia entre sexos. En este artículo te explicaremos ¿Por qué las mujeres son en realidad más sensibles al frío que los hombres? y cómo esto se relaciona con ciertos factores biológicos intrínsecos.

Resumen :

  1. La influencia de la temperatura corporal.
  2. Metabolismo basal en mujeres frente a hombres
  3. Circulación sanguínea: una clave para entenderlo
  4. Papel del tejido adiposo y regulación térmica.
  5. Cómo protegerse adecuadamente del frío en las mujeres

La influencia de la temperatura corporal.

En primer lugar, debes saber que nuestro cuerpo tiene lo que se llama una “zona de confort térmico”, que corresponde al rango de temperatura dentro del cual nos sentimos bien y no sentimos ni demasiado calor ni demasiado frío. Esta zona de confort varía ligeramente de persona a persona, pero se ha demostrado que, en promedio, esto es ligeramente menor en las mujeres que en los hombres.

Temperatura corporal media: un factor

Un estudio publicado en la revista médica. La lanceta Descubrió que las mujeres generalmente tenían una temperatura corporal ligeramente más alta que los hombres. Los científicos concluyeron que esta diferencia de sólo unas pocas décimas de grado ayuda a explicar por qué Las mujeres son más sensibles al frío porque suelen estar por debajo de su zona óptima de confort térmico..

Metabolismo basal en mujeres frente a hombres

A continuación, es importante mencionar el papel del metabolismo basal –es decir, la energía gastada por nuestro cuerpo para asegurar sus funciones básicas– en nuestra percepción del frío. En las mujeres, este metabolismo basal es generalmente alrededor de un 6% menor que en los hombres. Sin embargo, esta es una energía esencial para permitir que nuestro cuerpo produzca calor y así mantener una temperatura interna ideal. Entonces, Un metabolismo basal más bajo hace que las mujeres sean biológicamente menos capaces de soportar el frío..

Las hormonas implicadas: estrógeno y progesterona.

Esta diferencia en el metabolismo se debe principalmente a las variaciones hormonales que existen entre hombres y mujeres. De hecho, las hormonas sexuales femeninas (estrógeno y progesterona) influyen en la distribución de las grasas en el cuerpo, que a su vez desempeñan un papel crucial en la producción de calor. Los niveles altos de estrógeno en las mujeres pueden ser en parte responsables de un metabolismo basal más bajo que el de los hombres..

Circulación sanguínea: una clave para entenderlo

Otro factor imprescindible a tener en cuenta es la notable diferencia entre hombres y mujeres en lo que a circulación sanguínea se refiere. De hecho, representa el principal medio por el cual nuestro cuerpo regula su temperatura interna, distribuyendo el calor producido por nuestros músculos y órganos hacia la superficie de nuestra piel.

La red capilar cutánea: menos desarrollada en las mujeres

Algunos estudios han demostrado que la red capilar cutánea, es decir, los microvasos situados bajo la superficie de la piel, está generalmente menos desarrollada en las mujeres que en los hombres. Esta diferencia da como resultado una menor capacidad para redistribuir eficazmente el calor producido por todo el cuerpo. haciendo así a las mujeres más vulnerables a las variaciones de temperatura externas.

Papel del tejido adiposo y regulación térmica.

El tejido adiposo, comúnmente denominado “grasa”, también tiene un papel importante en la forma en que percibimos las bajas temperaturas. Se reconoce que el tejido adiposo tiene una función aislante, permitiendo retener el calor dentro del cuerpo cuando hace frío. Entonces, Las personas con un mayor porcentaje de grasa corporal generalmente son menos sensibles al frío..

Distribución de grasa: una diferencia importante entre sexos

Es importante señalar que la distribución de la grasa varía significativamente entre hombres y mujeres. En las mujeres, la grasa se concentra más alrededor de las caderas, muslos y estómago, mientras que en los hombres se localiza más en el abdomen.

El impacto en la percepción del frío.

En cierto modo, esta diferencia en la distribución puede explicar por qué observamos una d
Sensibilidad al frío más marcada en las mujeres. De hecho, la grasa presente en las extremidades inferiores y en la zona lumbar, donde está mejor ventilada, es por tanto menos eficaz para prevenir la pérdida de calor por radiación. Además, como mencionamos anteriormente, Los vasos sanguíneos responsables de calentar la piel están aproximadamente un 8% menos desarrollados en las mujeres.lo que también ayuda a acentuar su respuesta al frío.

Cómo protegerse adecuadamente del frío en las mujeres

Sabiendo que ciertas razones biológicas pueden hacer que las mujeres sean más vulnerables al frío, aquí te damos algunos consejos para ayudarlas a afrontar mejor las situaciones de bajas temperaturas:

  • Elegir la ropa adecuada, privilegiando especialmente los materiales naturales y aislantes que retienen el calor a la vez que son transpirables. Por ejemplo, opta por la lana, el cachemir o incluso el plumón de ganso para tus abrigos, bufandas y gorros.
  • Agrega un capa extra de ropa debajo de la vestimenta habitualcomo una camiseta térmica, para mantener más calor cerca del cuerpo.
  • No descuides tus extremidades, porque se enfrían más rápidamente. Así que recuerde usar guantes, calcetines abrigados y botas forradas de piel para mantener calientes los pies, las manos y las orejas.
  • Caliéntate con bebidas calientes, como té, infusiones o incluso chocolate caliente.
  • hacer regular ejercicio físico para estimular la circulación sanguínea y promover una mejor distribución del calor por todo el cuerpo.

Es innegable que las mujeres son generalmente más sensibles al frío que los hombres, debido a diferencias biológicas y fisiológicas inherentes a cada sexo. Sin embargo, esta observación no significa que les sea imposible protegerse eficazmente del frío. De hecho, adoptando algunas buenas prácticas y eligiendo la ropa adecuada, es totalmente posible que todos disfruten de un confort térmico óptimo incluso en temperaturas invernales.

El equipo de BoyacaCultural desea expresarte nuestro más profundo agradecimiento por dedicar tu valioso tiempo a la lectura de este artículo. Tu interés y apoyo son vitales para nosotros. Si consideras que esta información puede ser útil o interesante para tus amigos, te invitamos a compartirla en tus redes sociales o a través de WhatsApp. ¡Difunde el conocimiento! Recuerda, cada vez que compartes, contribuyes a crear un mundo más informado e inclusivo. Apreciamos tu participación activa en este viaje de exploración y descubrimiento. ¡Hasta la próxima!

Boyacacultural.com » Blog » ¿Por qué las mujeres sienten más frío que los hombres? ¡Descúbrelo aquí!