Agregar a Mis Favoritos...
 
 
 

 

DEPORTES

TEJO: HISTORIA Y ASPECTOS GENERALES

 

En esta sección se presentan algunas de las diferentes teorías que se han divulgado sobre el posible origen del tejo y se describe su evolución, desde un posible comienzo con discos de oro, pasando por el gran arraigo popular que ha logrado, el Primer Reinado de Belleza (2008) para promoverlo, hasta el uso actual de Internet en un juego virtual ideado por ingenieros boyacenses y que tiene ya miles de usuarios.

El tejo, también llamado “turmequé”, uno de los pocos, casi el único deporte autóctono de Colombia, tuvo su origen en este municipio. Se remonta a la época de los indígenas, hace más de 500 años, cuando era fue practicado desde tiempos de los cacicazgos del centro del país, en comprensión de los indios Muiscas, en el altiplano cundiboyacense, quienes lo tenían como parte de sus fiestas ceremoniales.

Estampillas conmemorativas emitidas por la Administración Postal Nacional en el 2000

Orígenes del Tejo

En la organización de épocas pretéritas, Turmequé era un centro de importancia comparable a la de Hunza, la capital, y por ello no es raro que allí se produjeran concentraciones de aborígenes que desarrollaban su comercio de trueque a gran escala y realizaban certámenes sociales y deportivos de trascendencia. Se afirma que las competencias hacían parte de grandes festividades y que en ellas se consumía la bebida llamada “chicha” (licor que se produce por la fermentación del maíz). Tal vez podría decirse, aunque sin mucho fundamento, que debido a ello se pasó al consumo de cerveza durante los partidos, aunque es necesario mencionar que en campeonatos está prohibido cualquier tipo de bebida alcohólica.

Hay mucha información que circula por internet y de boca en boca que es objeto de investigación [1] pues, la falta de testimonios escritos y fehacientes impiden hablar con propiedad de las raíces del juego y su naturaleza en la prehistoria.

Dado lo anterior, es posible que muchas cosas alrededor del tejo no se puedan definir, pero en todo caso, contrastando ciertas evidencias, mucha de la información que se recicla hay que ponerla en duda. Por ahora dejamos planteadas algunas incógnitas y ciertas deducciones que nos pueden dar la razón.

Por ejemplo, se dice que en sus orígenes se jugaba con un disco de oro llamado “zepguagoscua”. Aunque esta palabra  ha empezado a difundirse (y repetirse en la tendencia actual del "copy-paste") como si fuera el verdadero nombre chibcha del disco, lo cierto es que no sólo se omite la fuente histórica que lo confirme sino que la palabra no parece muy acorde con los sonidos de la lengua aborigen: basta confrontarla con el Diccionario Chibcha [2] y se podrá desvirtuar su significado.

En cuanto al disco de oro que afirman fue utilizado en los comienzos del juego por los aborígenes, baste recordar que los Muiscas no tenían ese valioso mineral, el cual era obtenido en canje con el comercio con indígenas de fuera. Así pues, es muy improbable que ello sea así.

Quizás, como suele suceder, hubo un tiempo en que el juego quedó en la memoria colectiva y volvió a surgir con sus elementos modernos, para luego empezar a ser reglamentado y jugado con normas que se fueron introduciendo paulatinamente.

Por no haber registros escritos y por la falta de tradición oral, las historias sobre el origen del juego y las motivaciones que tuvieron quienes lo idearon son múltiples y acomodadas a la imaginación de cada quien, pues tampoco se pueden contradecir con validez. Unos mencionan las competencias para dirimir rivalidades entre indígenas o entre caciques por verse favorecidos por las doncellas muiscas, otros para seleccionar, entre varias la que podía ser esposa del cacique: en este caso ellas eran las que competían.  Se dice que los discos eran monedas de oro que debían introducir en vasijas de barro y ganaba quien más monedas pudiera introducir. En fin, cualquier historia que inventen y relacionen con tradiciones chibchas, con el sol o con festividades o competencias, puede mostrar el grado de imaginación y el ingenio para hacerla más creíble.

Luego se fue consolidando con la asociación de los jugadores en clubes, estos reunidos en ligas (el mínimo de clubes exigidos para conformar y poder operar una liga es de 14) y a su vez  estas ligas agrupadas en la Federación de Tejo, que ha buscado unificar normas y acoger y reglamentar variantes como el minitejo, que se juega en escenarios de dimensiones más reducidas y con implementos más pequeños. La Federación está bajo la autoridad del Instituto Colombiano de la Juventud y el Deporte-Coldeportes, que debe coadyuvar en la promoción del juego y en prestar apoyo a los certámenes que se organizan en el ámbito local, nacional e internacional, pues la afición y práctica también se ha extendido a los países latinos como México, Panamá, Ecuador, Venezuela y Perú, entre otros, pero también se sabe de sus inicios en España [3] y Estados Unidos.

________________________

1. Está en preparación el libro "A LO QUE DA EL TEJO" cuyo autor, Eufrasio Bernal Duffo, está a la espera de resolver un punto importnte sobre los verdaderos orígenes del juego y, por supuesto, a la espera de patrocinio para publicarlo.

2. GONZÁLEZ DE PÉREZ, María Stella, Diccionario y Gramática Chibcha, Instituto Caro y Cuervo, Bogotá, D. C., 1987.

2. En el año 2000, el español Fernando Gómez estableció las primeras canchas de tejo en suelo europeo y fundó un establecimiento denominado “El Tejo”, cerca de Barajas, en Madrid.  También organizó el Primer campeonato en Europa, en 2006. Ver www.semana.com/ del 9/16/2006.

 

ESTA PÁGINA ES POSIBLE GRACIAS A:

 

 

 

 
 
   
 
Investigación: EUFRASIO BERNAL DUFFO, I.G. - Diseño y Desarrollo: VICTOR MANUEL BUITRAGO TELLEZ. Derechos Reservados®2008